Más información del hotel: características, precios, disponibilidad, fotos,reservas...AQUÍ

Os dejamos aquí un vídeo en dos formatos distintos con la Handbike por Estarreja:

ESTARREJA: KILÓMETROS HACIA EL MAR

Portugal en HandBike

En Estarreja (Portugal) podemos pasar unos días de largos paseos en busca del mar. Su playa más cercana es la de Torreira, una extensa playa casi en estado virgen, donde los lugareños habitúan a dar paseos a caballo sobre su fina arena. El núcleo poblacional está unido con el mar a través de 10 km de llana y tranquila carretera que cuenta a cada lado con un carril para bicis y peatones. Para llegar a este carril hay que ir a la vía que va de Estarreja hasta la playa de Torreira, y, tras pasar la primera rotonda, ya encontramos la zona de paseo a ambos lados de la carretera. Es una vía con poco tránsito de vehículos, por lo que el paseo es bastante agradable. Para llegar hasta Torreira hay que pasar bastantes rotondas, pero todas ellas están perfectamente señalizadas y el paso por el carril es seguro. Tras hacer este recorrido llegamos a un puente que cruza la ría, una lengua de océano que penetra en la tierra, y una pequeña carretera por debajo de dichos puente que recorre la ría. Nosotros recomendamos seguir por aquí nuestro paseo, ya que el puente tiene una pendiente bastante elevada, porque parte del mismo nivel del mar y asciende hasta dejar debajo suficiente altura para permitir el paso de los barcos. En la carretera junto a la ría es habitual encontrar allí mariscadores o pescadores en busca de bivalvos o de cebo para pescar. Aquí también se puede circular con tranquilidad, aunque ya no hay carril específico, unos indicadores señalan que se comparte la calzada entre bicis, coches y peatones. La imagen de la ría se pierde a la vista. Si recorremos la carretera de la ría llegaremos hasta el mar, paseando de forma paralela al núcleo de Torreira. Una zona muy indicada para pasear en bici, en silla o andando.

Un buen sitio para alojarnos es el hotel Eurosol Estarreja, un establecimiento muy preparado para clientes en silla de ruedas que ofrece numerosos servicios. El acceso es muy cómodo para cualquiera, tiene habitaciones amplias preparadas en la planta baja muy cerca de recepción, ascensores que nos llevan a todas las zonas comunes, aparcamiento reservado junto a la entrada, mostradores a nuestra altura en recepción, bicicletas gratuitas si vamos con la familia... Está en la parte alta del pueblo, por lo que es conveniente ir en coche. Nosotros brujuleando por Internet conseguimos buen precio.

Como el puente es un poco difícil de pasar por la pendiente, otro recorrido aconsejable es atravesarlo con el coche, aparcar justo a su bajada y pasear hasta el final de la playa de Torreira. En esta ocasión iremos por el carril habilitado al efecto por el otro lado de la ría, en el que nos encontraremos con varios puntos de descanso con bancos y paneles que nos informan sobre la fauna y la flora del lugar. Después de pasear unos cuatro kilómetros, el carril bici nos lleva hasta la misma playa, donde es habitual ver caballos y carruajes tirados por ponis que están disponibles para alquilar. El día de Año Nuevo hay un pequeño ritual, en el que los lugareños al son de una campana se sumergen a toda velocidad en las frías aguas del Atlántico. Un espectáculo entretenido.

A menos de 20 km de Estarreja hay un lugar que no podemos dejar de visitar: Aveiro. Le llaman la ‘Venecia’ de Portugal, por la multitud de canales que lo inundan. Es sin duda lo más llamativo de esta localidad, pues podemos pasear por las calles, algunas peatonales, que acompañan al agua o directamente hacer un recorrido por ellos. Hay multitud de barcos alargados, en forma de media luna, que acogen a los visitantes y los llevan por los canales mientras explican lo más interesante de lo que vemos. Se llaman ‘moliceiros’ y están profusamente pintados y decorados con todo tipo de escenas. Antiguamente se destinaban al transporte de mercancías. Por su escaso calado eran idóneos para moverse por los canales y la ría. Ahora su uso es eminentemente turístico e impulsado por motores de gasolina. Curiosa es la competición de este tipo de embarcaciones que llevan a cabo en las fiestas de verano y que va desde la playa de Torreira hasta Aveiro. Junto a uno de esos canales tenemos también hay un centro comercial con baños adaptados, en el que degustar alguna comida típica, tomar unas tapas o realizar las compras y recuerdos de nuestro paso por la ciudad.

Otros dos aspectos a visitar cerca de la ciudad son las casas con rayas de colores, en las playas de Costa Nova o Barra y el faro o ‘farol’ de esta última localidad. De las casas, orientadas hacia la ría, es llamativa su viva decoración con rayas de colores. Cada casa tiene su color y todas ellas dan un aspecto pintoresco a la localidad. El faro, se trata del más alto de Portugal con 62 m de altura e igualmente decorado con franjas rojas y blancas, podemos contemplarlo desde la plaza o desde el paseo junto a la playa, donde hay una pasarela cómoda sobre la arena que nos permite llegar hasta la zona del espigón.

 

made with love from Joomla.it