AQUÍ hay una lista de HOTELES con acceso para personas con movilidad reducida en Futuroscope con precios, fotos, y disponibilidad. Se puede reservar en el momento.

Y para alojarse en Poitiers, AQUÍ facilitamos los HOTELES con acceso para personas con movilidad reducida

Aquí os dejamos la página oficial de Futuroscope en español http://es.futuroscope.com/; en ella podéis reservar a través de la oficina que tienen en España tanto entradas al parque como paquetes completos con hoteles (para ver la accesibilidad o si tienen habitaciones adaptadas hay que ir viendo hotel por hotel). Desde España tienen un teléfono, el 902401212, donde se hacen reservas y dan todo tipo de información.

 

VIAJE AL FUTURO...SCOPE  Poitiers (Francia)

El parque Futuroscope nos sumerge en un mundo accesible donde se mezcla ciencia, cultura y nuevas tecnologías todo ello imbuido en emociones sorprendentes. El futuro es una realidad en este parque ubicado en la provincia francesa de la Vienne, donde todo está preparado para que mayores y pequeños, en silla de ruedas también, disfruten al máximo de su estancia.

Es un buen destino para hacer una parada de vuelta de París, desde donde un tren de alta velocidad, TGV, nos lleva hasta a Poitiers, o incluso al mismo Futurocope, por poco más de 20 euros por pasajero.

Ryanair vuela los lunes y los viernes de Girona a Poitiers y viceversa por 25 €

Los TVG franceses tienen los espacios reservados para personas con movilidad reducida y su acompañante en primera clase, pero a un precio más reducido incluso que los de segunda clase. Se pueden adquirir sin ningún problema por internet, así como solicitar la asistencia, ya que es necesaria una plataforma para acceder al tren. Como nosotros éramos cuatro, nos cambiaron los billetes sin aumento de precio y nos ubicaron a todos en primera clase para que viajásemos juntos. En poco más de hora y media llegamos a Poitiers.

En los buses hay un billete especial de 3,80€ para viajes ilimitados durante un día, válido para cuatro personas

Desde aquí, donde la mayoría de los hoteles están ubicados junto a la estación del TGV, la línea 1 de autobuses urbanos nos llevará directamente hasta el parque. Todos los buses son de plataforma baja y tienen rampa. Si nos alojamos en alguno de los hoteles de Futuroscope hay una ruta de autobús gratuito al parque y al revés. Y si viajamos en nuestro vehículo hay aparcamiento de coches y de caravanas. Futuroscope abre a las 10 de la mañana hasta el final del espectáculo nocturno, alrededor de las 22:45 y se puede entrar, y salir sin problema. Hay restaurantes desde comida rápida hasta a la carta pasando por un bar de tapas. Pero si nos movemos con un presupuesto más ajustado, podemos llevar nuestra propia comida y comer en la zona de picnic. Además, junto al parque, hay un centro comercial de Auchan que puede venir muy bien para comprar comida o bebida.

Y llega el momento más esperado: la visita a Futuroscope

La mayoría de las atracciones son accesibles para personas en silla de ruedas. Como las proyecciones son en francés es conveniente alquilar un traductor para comprender los diálogos. La primera que recomendamos es “La Vienne Dinámica”, donde tras pasar por debajo de un inmenso cristal por donde corre el agua, un intrépido árbol nos lleva por un divertido rally turístico por la provincia de Futuroscope. De la mano de un chico que se queda dormido en un tren, conoceremos Poitiers y los lugares emblemáticos de la Vienne. Es sobre asientos dinámicos y tiene un espacio reservado para las personas con movilidad reducida.

Las atracciones tienen entradas específicas para usuarios de silla de ruedas. Dentro del parque hay una accesibilidad totalmente conseguida, las calles son amplias y con firme que facilita el deambulaje de la silla de ruedas. Hay numerosas indicaciones con el símbolo internacional de accesibilidad. En el plano del parque se indican los recorridos recomendables con una línea marrón.

Una de las atracciones más deseada es “Arthur, la aventura en 4D”. Sobre una mariquita voladora se realiza un emocionante viaje al mundo de los Minimoys. Las personas con movilidad reducida más intrépidas se pueden pasar a la mariquita, ya que hay una adaptada, o disfrutar de la proyección en un lugar preparado para ello, donde el suelo no se mueve.

Si tenemos ganas de limpiar los océanos de residuos a través de un juego, “8º Continente” es nuestra atracción. Con una especie de láser tenemos que disparar a todas los residuos que aparecen en los mares y convertirlos en aire puro y limpio. Cada acierto nos da puntos y al final salen en la pantalla grande las fotos de los jugadores que más han contribuido a la mejora del medio ambiente. Las personas en silla de ruedas se colocan en la primera fila y tienen láser a su altura.

Otras atracciones que no nos podemos perder es el “Festival de cine dinámico”, también con asientos que se mueven y un lugar específico para silla de ruedas. O “Viajeros del cielo y del mar” en uno de los pabellones más emblemáticos de Futuroscope realizado con tubos de órganos de policarbonato, algunos de 35 metros de altura. Para explorar el planeta nos situamos en un cristal sobre el mar y la tierra y “volamos” observando las aves y los animales marinos sobre dos pantallas simultáneas, una de ellas debajo de nuestros pies.

A los que os guste el mar no os podéis perder “Tahití extremo”, donde se descubren los secretos de las impresionantes olas de la Polinesia francesa de la mano del primer surfista que ha conseguido ganar once veces el título de campeón del mundo. La proyección sobre una pantalla gigante de 600 m² se realiza en el pabellón estrella del parque: el Kinémax, cristales de roca con formas geométricas que brotan de la tierra y se asoman por cualquier parte del parque reflejando el sol en todas direcciones a través de sus 3.000 placas de espejos.

En el edificio IMAX 3D sentiremos la solidaridad en su plenitud a través de una película en relieve que nos relata la aventura de dos científicas que dedican su vida a recoger elefantes y simios huérfanos, cuidar de ellos y prepararlos para volver a su vida salvaje. El pabellón es una inmensa pantalla de cristal sobre la que gravita una esfera como la Tierra lo hace alrededor del Sol. Aquí podemos demostrar nuestra “fuerza” sujetando el mundo con nuestras manos o simplemente con un dedo.

El tesón y el coraje son dos actitudes que acompañan a las personas con movilidad reducida. En “Las alas del coraje”, podemos comprobar cómo el empeño de seguir adelante y superar las dificultades nos puede llevar al éxito. Es una proyección en 3D con dos imágenes con una ligera diferencia de tiempo en un pabellón que simula una oreja donde resuenan diferentes aventuras humanas.

Con la tecnología IMAX 3D en el pabellón 18 podemos sumergirnos entre monstruos y dinosaurios marinos gracias a una producción de Nacional Geographic proyectada en una pantalla hemisférica. Este edificio es fácil de identificar porque es una gran esfera. Es una de las atracciones que suele tener más cola y fue en la única que tuvimos problemas para acceder, por lo que recomendamos ir a primera hora ya que el aforo es bastante limitado.

La única atracción de interior a la que no podemos acceder en silla de ruedas es “Los ojos cerrados, un recorrido en la noche”. Se trata de un paseo en oscuridad total en el que todos los participantes tienen que ir agarrados por lugares que simulan puentes colgantes, ríos, barcas, hielo, tierra... con el objetivo de sentir cómo es la vida de las personas con discapacidad visual. El recorrido cuesta 4€ y la recaudación se destina a una fundación de ayuda a invidentes.

En “Bailando con robots” no podemos subirnos a la atracción, pero sí acceder a una zona desde donde se divisa a los participantes hacer giros imposibles subidos en los largos brazos de los robots.

La atracción marcada con el número 5 en el plano de Futrocospe, aglutina una serie de actividades para niños, desde la tirolina, escalada, triciclos sobre el agua, un laberinto, casa musical, una enorme bocina que hacer sonar a soplidos, pequeños aviones a pedal,... Ninguna de estas atracciones está adaptada o accesible para niños que vayan en silla de ruedas, pero en algunas resulta fácil subir a los pequeños.

El broche final: un espectáculo que deja impresionado a cualquiera

Por las calles es habitual encontrar personajes con los que hacernos fotos

En el área infantil, los niños en silla pueden moverse bien en las zonas de agua. En las atracciones hay que subirlos a peso

Y al anochecer, a las 22h15, llega el impresionante espectáculo nocturno de luz y sonido en torno al lago, alrededor de unas gradas decoradas con grandes personajes musicales que a esa hora se abarrotan de público. En la parte alta, hay una zona reservada para las personas con movilidad reducida.

made with love from Joomla.it