Aquí hay información, fotos y precios del hotel SÉJOURS & AFFAIRES de Poitiers

Desde Poitiers no dejeis de visitar el parque de Futuroscope, aquí hay un enlace a su página en español

Otros hoteles en Poitiers con acceso para personas con movilidad reducida

 

SOBRE LAS CALLES DE POITIERS

En el centro-oeste de Francia una pequeña ciudad guarda en sus alturas monumentos y paseos accesibles que nos llevan a la Edad Media, cuando Juana de Arco luchaba por expulsar a los ingleses de su territorio.

Esta ciudad de menos de noventa mil habitantes está situada en una elevación bordeada por el río Clain. En la zona baja, en paralelo al río en una avenida larga está la estación del tren y la mayoría de hoteles. Nosotros elegimos el aparthotel Sejours Affaires, un aparthotel que también es residencia de estudiantes con varias habitaciones adaptadas y un buen precio. Para desplazarse por Poitiers lo más práctico son los autobuses urbanos, todos ellos accesibles. Es aconsejable adquirir el billete diario por 3,80€ (jour découverte) que sirve para viajes ilimitados durante un día hasta para cuatro personas.

Tras subir en un autobús y bajarnos junto al mercado, en las inmediaciones de Notre Dame la Grande, verdadera joya del románico, encontramos la Oficina de Turismo, donde nos atienden en un perfecto español y nos indican los tres barrios en que se divide la zona monumental y peatonal. En esta misma plaza podemos ver las típicas casas medievales con las maderas en las paredes .Los monumentos se pueden visitar sin coste alguno en las horas que se indican (generalmente desde las 9 hasta las 19 horas). En algunos hay visitas guiadas. Iniciamos la visita turística en la iglesia de Notre Dame la Grande, situada en una explanada rodeada de bares y un mercado.

Tiene dos puertas laterales que dan acceso sin ninguna barrera al interior, con sus paredes pintadas y con vidrieras. Impresiona su fachada y sus torres con arcos de medio punto. Si queremos ver su fachada iluminada en colores (en su origen era una fachada policromada) puede verse durante quince minutos en verano, a las 22:30 horas cada noche.

Desde aquí nos dirigimos hacia el barrio episcopal, por una calle en principio peatonal y luego con tráfico, en pendiente hacia abajo y que nos lleva a la catedral de san Pedro. Este impresionante monumento gótico, tiene acceso por el lateral, en cuyo interior hay una rampa que salva varios peldaños.

Un poco más abajo está la iglesia de santa Radegonde, la fundadora del primer monasterio femenino de la ciudad. Y acabamos el recorrido delante del baptisterio de san Juan (uno de los primeros monumentos cristianos dedicados al bautismo) y el museo de la santa Cruz.

Como hemos descendido bastante, lo mejor es continuar un poco y tomar un autobús que nos lleve de nuevo a la parte alta de la ciudad. Hay un recorrido paralelo al de bajada que permite pasear por la Grand Rue que nos devuelve a Notre Dame, pasando por los palacetes de Rochefort y de Briey, si bien hay que subir todo lo que antes descendimos.

El segundo barrio, el de san Hilario, es mucho más llano y también menos monumental. Rodeamos la mediateca François Miterrand y el palacio de Justicia, antiguo palacio de los condes de Poitou. Podremos visitar la pequeña iglesia de san Porchaire, la plaza del ayuntamiento (Hôtel de Ville) y un pequeño paseo algo cuesta abajo hasta san Hilario. En esta zona abundan calles peatonales con bares, comercios, plazas,… Esto nos da la oportunidad de tomar algo en una terraza (recordad que las mesas de las terrazas francesas son minúsculas para viandantes y aún más para silla de ruedas) o de comprar un ‘souvenir’ o una botella de vino de la gran variedad de caldos franceses.

Y el tercer barrio es el de Montierneuf con trazado sinuoso, calles más estrechas y algunas muy empinadas. Lo comprobamos cuando bajamos en autobús desde el centro y realmente son de difícil deambulaje en silla de ruedas, salvo la parte cercana a plaza de la Libertad y el hotel Fumé (que permanece cerrado desde finales de julio hasta mediados de agosto). Alguna de estas subidas las podemos ver en una película de una de las atracciones en Futuroscope, que hace un recorrido por la provincia de la Vienne.

 

made with love from Joomla.it