Continuidad de culturas
Cáceres: Patrimonio de la Humanidad
Las calles de Cáceres serpentean entre una continuidad de culturas enroscada en un conjunto monumental único en España y Europa. Bellezas del Paleolítico Superior conviven con asentamientos romanos,
 
murallas árabes, barrios judíos, arquitectura civil y religiosa renacentista y conventos barrocos, que pugnan por el protagonismo de conjugar tradición de siglos con accesibilidad para todos.

arcodelaestrella

Para llegar a Cáceres es buena opción hacerlo en tren. Cuatro veces al dia un Intercity de Renfe con accesibilidad para personas con movilidad reducida (amplio baño incluido) une la capital de España con esta ciudad Patrimonio de la Humanidad en 3h40'. En la estación de Atocha, los servicios de ATENDO (hay que solicitarlo con anterioridad) acompañan hasta el tren y colocan la rampa móvil. Luego, a disfrutar del paisaje castellano de Toledo y el extremeño del embalse de Valdecañas.

El Intercity Madrid-Cáceres
hace parte del recorrido
junto a la carretera

 
 viaje en tren Madrid-Cáceres

Parador de Cáceres
 
Para el alojamiento es recomendable elegir un hotel en la zona nueva, en las proximidades de la Avenida de España. La estación del tren está unida a esta zona por una amplia avenida con todos los pasos de peatones rebajados. Las distancias en esta ciudad de menos de cien mil habitantes son muy llevaderas por lo que se puede ir andando hasta el hotel, o si se prefiere en autobús que son con rampa. En dos o tres paradas estaremos en las proximidades del hotel. Para recorrer el casco histórico, como es un serpenteo de calles empinadas y empedradas, lo mejor es comenzar el recorrido de arriba hacia abajo y, si es posible, llevar una handbike porque las ruedas pequeñas de la silla se clavan en el empedrado. Hay que subir en eurotaxi hasta la oficina de información Turística de la plaza de Santa Clara y ya, desde allí, comenzar el recorrido por calles que van a ir descendiendo hasta la plaza Mayor. Callejear es un puro deleite, pues tras un palacio aparece un monasterio o una iglesia, o simplemente una callejuela que nos traslada varios cientos de años atrás. Comienza el paseo por la calle Ancha, donde se encuentra el Parador, accesible y con una habitación adaptada.

plaza-de-san-mateo
 
Al girar a la izquierda, está la plaza de san Mateo, donde se observa la Iglesia que le da nombre construida sobre una mezquita árabe junto al convento gótico de San Pablo (en la plaza contigua de San Pablo) y el Palacio de las Cigüeñas, en la plaza de las Veletas, con la única torre que logró conservar las almenas tras el desmochamiento de las torres ordenado por Isabel La Católica. El simple hecho de ver los edificios por fuera compensa todos los posibles esfuerzos o falta de facilidades que puedan aparecer en el recorrido.

Junto a la torre de las Cigüeñas está la Casa de Cáceres-Ovando, hoy sede del Gobierno Militar. La parte baja, a la que se accede por una rampa, es visitable. En la plaza de la Veletas, se encuentra el museo de Provincial de Cáceres, solo visitable en su parte baja, y el Palacio del Aljibe, un edificio del s. XVI que conserva en su interior un impresionante aljibe árabe. El acceso en silla de ruedas es imposible, por lo que se debe volver sobre los pasos y bajar por la calle Condes.

Palacio del Aljibe

La torre de las cigüeñas es la única con almenas desde que Isabel la Católica mandó desmocharlas

 
Torre-de-las-cigüeñas, Cáceres

La calle del Adarve de santa Ana, en descenso, va pareja a la muralla. Al final se gira a la derecha por la calle Arco de la Estrella hasta la plaza de Santa María donde está la catedral que le da nombre. La catedral se puede visitar a través de una rampa para salvar los peldaños de la entrada.

Santa María se construyó entre los siglos XV y XVI

 
concatedral
 

El Adarve de Santa Ana tiene una buena pendiente y suelo de piedras

 
adarve-de-la-estrella1

En esta misma plaza está el Palacio y Torre de Carvajal (torre en forma cilíndrica), sede del Patronato de Turismo, visitable en la planta baja; el Centro de Interpretación de las Comarcas, accesible; el Palacio Episcopal, el Palacio de Mayoralgo y la Casa de Hernando de Ovando.
 
torre-de-carvajal
 
palacio-de-los-golfinos

plazasantamaria
 
Contigua a esta plaza se encuentra la de san Jorge, a la que accedemos dejando a nuestra izquierda el palacio de los Golfines de Abajo, otro emblemático edificio de esta ciudad, desde la que poder observar la fachada de la iglesia de san Fancisco Javier.iglesia-de-san-francisco-javiernoche

Desde la plaza de santa María se desciende a la plaza Mayor a través del Arco de la Estrella, junto al que se encuentra la torre de Bujaco, que sobresale de la muralla y se trata de uno de los emblemas de la ciudad. En ella se encuentra el centro de interpretación de las Tres Culturas.torre-de-bujaco
 
arco-de-la-estrella2Una vez en la plaza mayor, ya fuera del casco histórico, está el edificio del Ayuntamiento que la preside y numerosos restaurantes donde picar algo y reponer fuerzas. Esta plaza suele contar con mercadillos en los que encontrar curiosidades, desde libros a juguetes o colecciones de monedas, sellos...

Luego, por la calle Pintores, menos pendiente que la Gran Vía, se puede hacer el recorrido de vuelta a la zona de la ciudad nueva.Desde la Avenida de España, verdadera arteria de la ciudad, hasta la plaza Mayor, son 800 metros llanos o con ligeras pendientes. Son calles con bastante gente paseando, algunas de ellas peatonales y con poco tráfico.

Fuera del casco histórico y alejado del bullicio turístico es obligado visitar un gran parque que bordea la ciudad, el Parque del Príncipe. La zona tiene largos paseos bajo inmensas arboledas entre singulares esculturas de diferentes autores y procedencias. Para llegar, hay que salir de la Avenida de España por la calle san Pedro de Alcántara y descender hasta la parte baja por una zona de numerosas rampas concatenadas.
 
parquecuadrado

esculturasinpie
 
fuente
 
El parque es una zona arbolada con un largo paseo central con buen firme, en el que se pueden observar hasta 1.000 especies de árboles diferentes, 80 de aves, un total de 26 esculturas y un invernadero, conocido como "la estufa fría", donde se cultivan especies venidas de otros climas.

"Cáceres la nuit" es aún más espectacular si cabe que a las horas de sol
Y tras la visita diurna no se debe renunciar a una visita nocturna por el casco histórico para vivir la belleza de la noche y disfrutar de una iluminación que nos acompaña por la ruta de vinos y tapas.

 
ayuntamientonocturna

Si pincháis aquí podéis ver HOTELES EN CÁCERES,fotos, disponibilidad, precios, características y reservar habitación.
made with love from Joomla.it