porellejanooeste1porellejanooeste2  porellejanooeste3

Aquí os dejamos un vídeo de la actuación del Cancán

 

Hoteles con acceso para personas con movilidad reducida en un radio de 30 km del Parque Oasys AQUÍ

POR EL LEJANO OESTE. Tabernas (Almería)

Grandes botas con espuelas, caballos, sombreros, sheriff, diligencias, pistolas, indios, atracos, buenos y malos, baile del cancán,cárcel, ahorcados, paisaje desértico, desfiladeros, barbería, edificios típicos del oeste con su rampa de acceso, salón con chicas... todo esto lo encontramos en Mini Holliwood, un poblado del oeste ubicado en las 30 hectáreas que conforman el parque temático Oassys, en Tabernas (Almería). Aquí se grabaron cientos de películas en las décadas de los 60 y de los 70 del pasado siglo, y por estos escenarios pasaron actores como Clint Eastwood, Brigitte Bardot, Anthony Quinn, Claudia Cardinale, Alain Delon, Sean Connery, Raquel Welch u Orson Welles.

Desde Almería tenemos que ir en dirección Guadix y en Tabernas ya encontramos la indicación de la entrada al parque. En el aparcamiento hay algunos reservados junto a la zona de acceso. El parque abre sus puertas a las 10. Nosotros aconsejamos ir a esta hora, así evitamos las aglomeraciones y el calor que hace por estas tierras. Tras pasar por taquilla (hay descuentos para personas con movilidad reducida) nos abren la puerta de la derecha que es la que tiene rampa. Atravesamos un puente y una rampa algo dura y entramos en el parque. Lo primero que nos encontramos tras la gran puerta son las tiendas de los indios y unos chicos vestidos de vaqueros que sin ningún compromiso nos prestan su revólver para hacernos un par de fotos, que podemos comprar por seis euros cada una.

Y comienza la visita. Vamos accediendo al recinto rodeados de construcciones de madera, un pequeño poblado de los indios norteamericanos y el paseo que con conduce a los primeros edificios que rodean la plaza central del pueblo. En el centro de dicha plaza encontramos la típica carroza con su pistolero encima (uno de los actores de la posterior función), a la que poder subirse para hacer la foto de recuerdo. Alrededor de la plaza están los edificios representativos del oeste: el saloon, la oficina del sheriff, el banco o el hotel. También, claro está, un patíbulo para ajusticiar a los 'malos'. Todos los edificios tienen rampa para que puedan acceder las personas con movilidad reducida. Son rampas realizadas en un poblado hecho hace muchos años, por lo que algunas tienen una inclinación difícil, pero con ayuda podemos acceder a todos los sitios, algo que merece mucho la pena. En el edificio del banco está el museo del cine, con las máquinas filmadoras y reproductoras de las películas, de las que hay numerosos carteles en la parte superior de las paredes. En otro edificio cercano a la plaza está el museo de carros, con algunas de las carrozas representativas del oeste y algún que otro coche y autobús del siglo pasado. Además podremos ver una destilería, el cementerio, la casa del doctor, la tienda, subirnos a los balcones miradores del hotel o del saloon, subirnos a una empalizada del fuerte, pasear por el jardín de cactus de los cinco continentes, montar a caballo... Para acceder a la plaza central, debemos entrar por el gran salón recreativo que además tiene un módulo de aseos accesible.

Podemos realizar la visita mientras esperamos los dos momentos cumbre de Mini Holliwood. Al mediodía es la hora de la función. El sheriff acaba de atrapar a un bandido y lo lleva a caballo a la cárcel. Pero no resulta fácil y se entabla una pelea a golpes, tiros, una huida, una persecución, un ahorcamiento y un duelo.Todo ello protagonizado por seis actores que ser reparten los papeles de buenos y malos y que, entre aplausos y risas, nos proporcionan unos momentos de ilusión que nos trasladan al lejano oeste. Una hora más tarde, en el THE YELLOW ROSE SALOON se lleva a cabo una función del baile del cancán. Un showman nos entretiene con sus músicas propias del oeste (hay piano, guitarra y banjo) y luego nos alecciona para silbar y gritar el famoso yijaaaa cuando salen las tres bailarinas. El salón es bastante amplio y dotado con aire acondicionado para que nos sintamos cómodos. Para acceder a él hay una pequeña rampa en el lateral derecho. Es conveniente ir al salón nada más acabar el Show del Oeste ya que luego es muy difícil coger un sitio donde ver bien la función. Podemos esperar tomando algo fresquito.

Además de Mini Holliwood, el parque tiene una reserva zoológica con 800 animales de 175 especies diferentes. Muy llamativa es la zona de los tigres: se puede estar a menos de 5 cm de uno. Si acercáis la mano mientras pasa, el felino hará un movimiento como si quisiera que lo acariciaseis. Tiene también un museo de las huellas y una tercera parte, con catarata incluida, dedicada a animales en libertad, similar a un pequeño safari. La oferta del parque se complementa con una piscina de uso gratuito y un bufé libre que se puede contratar a la entrada.

 

made with love from Joomla.it